El dominio de Sukuna podría ser incluso más complejo de lo que cree

Sin lugar a dudas, Jujutsu Kaisen se ha convertido en un gigante del anime y manga. Su éxito se debe en gran medida al formidable antagonista Ryomen Sukuna, cuya presencia ha elevado la serie a nuevas alturas.

Desde el asombroso éxito de taquilla del largometraje Jujutsu Kaisen 0 hasta el dominio del manga como best-seller durante años consecutivos, el impacto de Sukuna es palpable.

Siglos antes de la historia principal, Sukuna se estableció como el hechicero de jujutsu más poderoso, trascendiendo a veinte objetos malditos para una eventual reencarnación dentro del cuerpo de Itadori Yuji.

Santuario malévolo de Sukuna

A pesar de los intentos de Yuji de resistir la influencia de Sukuna, la potencia del villano sigue siendo inigualable. Su maestría se demuestra en la temible Expansión del Dominio del Santuario Malévolo, una técnica que trasciende las barreras convencionales.

En Shinjuku Showdown, Sukuna se enfrenta a un desafío inesperado en Maki, cuya falta de energía maldita la vuelve inmune a los ataques de dominio tradicionales. Para contrarrestar esto, Sukuna crea un Santuario Malévolo, un dominio avanzado que se materializa en la realidad, evitando las defensas convencionales.

Esta técnica, que emplea técnicas como Cleave y Dismantle, demuestra la incomparable destreza de Sukuna en la hechicería jujutsu.

Sukuna en su forma Heian

Además, los fanáticos entusiastas han notado paralelos intrigantes entre la expansión del dominio de Sukuna y la fusión presagiada que involucra al Maestro Tengen y Fushiguro Megumi. Esta idea sugiere una conexión más profunda entre Sukuna y sus homólogos, insinuando desarrollos futuros en la serie.

El legado de Sukuna como villano no sólo se define por su poder puro sino también por la intrincada profundidad de su personaje y la dinámica evolutiva que aporta a la narrativa.

Autor