Channing Tatum visto en el estreno de la película “Demon Slayer” en Nueva York

Channing Tatum, más allá de sus conocidos abdominales y su destreza en el baile, brilla como un padre devoto de su hija Everly. Su conmovedor vínculo ha inspirado a Tatum a escribir una serie de libros ilustrados, un testimonio de su dedicación a la paternidad.

Tatum y su hija estuvieron en el estreno de la temporada (Créditos: Twitter)

Recientemente, Tatum fue noticia al traer a Everly como su cita en la alfombra roja para el estreno de la película “The Demon Slayer: Kimetsu No Yaiba -To The Hashira Training” en la ciudad de Nueva York. Sus adorables instantáneas en la alfombra roja capturan a un dúo de padre e hija compartiendo un momento especial, mostrando el compromiso de Tatum de fomentar los intereses de su hija.

Es un espectáculo refrescante ver a un padre famoso utilizar su plataforma para satisfacer las pasiones de sus hijos. El gesto de Tatum no sólo demuestra su amor por Everly sino que también subraya la importancia de priorizar la familia en medio de la fama.

Imagen fija de “Demon Slayer: Hashira Training Arc” (Créditos: Studio Ufotable)

El “papismo A+” de Tatum sirve como recordatorio del verdadero valor de la paternidad. Después de todo, ¿de qué sirve la fama si no enriquece la vida de las personas más cercanas a ti?

Autor